9 Puntos para comenzar a ejercitarte

1.- Haz algo y hazlo bien.

La mejor manera de comenzar (literalmente) es haciendo algo, lo que tu quieras, pero haciéndolo bien. Si estas por comenzar o estas comenzado te sugerimos moverte por 15 a 30 minutos diarios (o por lo menos 3 días), los fines de semana podrías incrementar el tiempo. No se trata de que seas veloz, o si no lo eres, no se trata de que cargues mucho peso o poco, en cualquier caso, el que sea, siempre debes buscar hacerlo bien, buenos movimientos, calidad sobre cantidad, siempre.

2.- Disfruta

Lo que sea que comiences a realizar como actividad fisica, disfrutalo, es importante que sea divertido y que podamos desarrollar la capacidad de disfrutar lo que comenzamos a realizar. Ciertamente habrá momentos durante nuestros entrenamientos en que quizá parezca difícil seguir, o que inclusive veamos imposible mantener el ritmo, pero en esos momentos es cuando comenzaremos a desarrollar la mentalidad que siempre nos permitirá ver en la vida que los momentos difíciles son superables, que no son para siempre y que dependen de nosotros encontrar una razón para seguir disfrutando lo que hacemos.

3.- Trabaja duro.

Lo que sea que anhelemos, lo que queramos lograr, se inicia trabajando duro por ello. La recomendación es que entrenes, te muevas de 3 a 5 días a la semana para acortar el tiempo que te tomará lograr esa meta que tanto deseas. Y en estos días que decidas “darlo todo”, encuentres un ritmo que te desafié de acuerdo a tus capacidades físicas y psicológicas… no te quemes.

4.- Descansa cuando se necesario.

Todos necesitamos descansar de forma distinta, pero lo que es real, es que el descanso también es parte de nuestro entrenamiento. Algunos días, este descanso puede sobre pasar la parte fisica, y quizá sea tu mente la que necesite ese descanso, así que descansa… es bueno descansar. Quizá haya días que tu cuerpo y mente pidan un descanso activo, uno donde entrenar lo mismo de siempre no sea lo que tu cuerpo necesite, quizá caminar, andar en bici, hacer yoga puedan tener un mejor efecto en ti, hazlo, escucha a tu cuerpo.

5.- Solo tú.

Es tu entrenamiento, tus resultados, tu trabajo de mindset, no le debes nada a nadie, no es competencia, solo tu eres responsable de tus resultados y solo tu sabes cuales son. Deja de pensar en los demás, y comienza a disfrutar de tus resultados.

6.-Preparate correctamente.

Antes de que entrenes, te recomendamos preparar tu cuerpo para esa actividad en particular, quizá con la repetición de manera aislada de movimientos de acuerdo a las áreas que estes por trabajar más. Entre 5 a 10 mins es un buen tiempo de preparación.

7.- Recuperate.

Así es, de manera consciente es importante darle su tiempo al cuerpo para que regrese a su estado natural después de haber entrenado. Quizá entre 5 y 10 minutos sean ideales para lograrlo, puede ser con ejercicio de respiración o con un poco de yoga, siendo la intención última que tu cuerpo regrese a una respiración controlada.

8.-Usa todo el espacio.

Si estas preparando tu cuerpo con entrenamientos, usalo en espacios abiertos, en la naturaleza, aprovecha esto que tanto deseamos, sal y respira, diviértete en el sol, en la lluvia, aprende a usar tu cuerpo y a sentir todo lo que nos da nuestro mundo. Sal a jugar sal a disfrutar.

9.-No te estreses.

Seamos honestos, sí estamos consientes de la decisión de entrenar, y de ver resultados y de disfrutar el camino, también es importante que no nos estresemos y que dejemos que el entrenamiento “domine” nuestra vida. Disfruta entrenar, pero no dejes que esto te estrese, habrá días buenos y malos, pero nosotros decidimos si aprendemos o dejamos que nos “reprenda”. Recuerda que es un camino, no una meta.

Alberto Sosa – @albertososa.s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X